Nutrición y estética

Nutrición y estética
Nutricionista Lima

domingo, 24 de julio de 2011

¿Suplementos de vitamina D realmente son necesarios?







La pelea por la vitamina D

La suplementación con vitamina D se volvió muy popular y ganó mucha reputación hace muchos años por prevenir el cáncer de próstata, enfermedades cardiovasculares, osteoporosis y una lista de 30 enfermedades más. Haciendo popular la idea de que la vitamina D que generamos naturalmente a partir de la luz solar no era suficiente. Por tal motivo, las ventas de suplementos de vitamina D aumentaron diez veces desde 2001 al 2009. Pero, en noviembre del 2010, el Instituto de Medicina (IOM) - un grupo no lucrativo afiliado a la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos - emitió un reporte que sorprendió a toda la comunidad médica: “Los niveles de vitamina D en sangre no necesitan ser tan altos como mucho médicos y compañías de dosaje han sugerido, mas bien, altas dosis de vitamina D pueden causar daño.”

A partir de la publicación de este reporte, se ha generado un apasionado debate en la comunidad médica, sobre todo en los Estado Unidos (país donde la suplementación es más recomendada y utilizada). Los médicos y científicos que se encuentran en contra de esta postura, plantean que los métodos que utilizó la IOM para la evaluación de la información fueron defectuosos, malinterpretaron la información y exageraron los peligros de la suplementación.

Este cuestionamiento no es tan nuevo, en el 2008 muchos médicos empezaron a preocuparse por saber si realmente la suplementación con Vitamina D ayuda en las enfermedades crónicas. A fin de esclarecer esto, el gobierno de Canadá solicitó a un grupo selecto de investigadores que evaluaran este problema. En el 2009 el panel concluyó que las personas deben aspirar a tener niveles de vitamina D en sangre de 50nanomoles /Litro y que esto puede conseguirse naturalmente con exposición al sol, con el consumo de pescado y alimentos fortificados sin la necesidad de suplementación. La IOM, en el 2010, concluyó y recomendó lo mismo, agregando que la mayoría de norteamericanos ya tienen demasiada vitamina D y que podría ser dañino. Por lo que sugiere un límite máximo de 4 000 UI (unidades internacionales) de suplementación con esta vitamina.

Otros investigadores sugieren que la cantidad de vitamina D recomendada por la IOM es demasiado baja y que para prevenir enfermedades crónicas se debe tener 75nanomoles /Litro de vitamina D en sangre. Además agregan que no existe evidencia científicamente comprobada de que la suplementación puede causar daño.

La IOM reconoce que el caso “vitamina D” aún no está cerrado y que se deben buscar nuevas formas de esclarecer estos hechos a través de ensayos clínicos más grandes y por más tiempo. También sugieren a sus colegas ser más cautelosos con la suplementación ya que existen ejemplos, como el caso de la vitamina A, en donde se demostró que altas dosis son peligrosas.

Según, Rosen, el principal autor del reporte de la IOM: “Una cosa es segura, se mueven demasiados intereses económicos y políticos y hay demasiada presión por parte de la industria detrás de toda esta polémica.”




Entradas populares

Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.