Nutrición y estética

Nutrición y estética
Nutricionista Lima

lunes, 7 de mayo de 2012

Cómo ser un mejor paciente NUTRICIÓN ESTÉTICA

Cómo ser un mejor paciente
“¡No sé qué les pasa a los doctores!” le dice Rosa a María, su amiga, mientras compran en el supermercado. “Fui al doctor porque no podía dormir por las noches porque mi pierna se movía todo el tiempo…entonces el doctor me recetó una pastilla…cuando fui a la farmacia, ¡descubrí que era una pastilla para el Parkinson! Puedo tener muchas cosas pero estoy segura que no tengo Parkinson, aunque mi esposo piense diferente…no voy a tomar esa pastilla”
Misma pastilla, múltiples razones para su uso…
Si bien la pastilla que le recetaron a Rosa se usa para el tratamiento de Parkinson y varios otros tipos de demencia, también es efectiva para el “síndrome de pierna inquieta”, el cual parece que Rosa sufre. María le recomendó que hable con su doctor en lugar de esperar a su siguiente cita o no hablar de sus reparos en tomarla, dado que Rosa estaba considerando hacer alguna de estas opciones.
En lenguaje médico, Rosa es una “no cumplidora de normas,” una impedimento importante para la salud. Con el paso del tiempo, el genérico “no cumplidor de normas” pasó a denominarse “desobediencia” de carácter médico, especialmente en lo que respecta a la adhesión a los regímenes de medicamentos. En el caso de Rosa su no adhesión fue la incomprensión y falta de confianza en su médico.
Incluso en los casos en donde el médico es conocido y querido, también hay casos de no adherencia al tratamiento. 
El “buen” paciente
“No estoy tomando mi pastilla para la presión” dice Jorge. “No tengo presión alta.” Él solo toma 1 de las 3 pastillas que le han recetado, además, si revisamos su record su presión arterial es, en efecto, normal.
Si le preguntáramos si su médico sabe que no toma las pastillas diría: “Oh no, no. El doctor es muy buena persona. No quiero decirle como tiene que hacer su trabajo.”
Jorge es un señor de 80 años un gerente retirado de un gran empresa. Aun así, el teme ofender a su médico. Jorge desea ser un “buen” paciente perjudicando su salud, dado que medicaciones similares son usadas para tratar problemas cardíacos e hipertensión, sus suposiciones pueden ponerle en riesgo de enfermedades cardiacas. Si él estaba, de hecho, con medicaciones múltiples para el tratamiento de la hipertensión, su médico necesita saber que ya no las está tomando o que ya no las necesita. Si Jorge fuera hospitalizado, lo medicarían más de los necesario dada su historia clínica, con posibles consecuencias perjudiciales.
Dado esto, ¿Qué puede hacer el paciente?
-          Un factor que ayuda mucho a la adherencia al tratamiento, sin importar el tipo y severidad de la enfermedad o el nivel socioeconómico o el nivel educacional, es el tiempo. El tiempo que se toma para explicar la medicación, cómo medir su efectividad, probables y posibles efectos secundarios. Tómese su tiempo para hacer preguntas, sin juzgar, sobre los dilemas planteados por la medicación y otras recomendaciones, incluyendo dieta y ejercicio.
-          Haga una cita con su doctor con un propósito educacional expresamente. Sea honesto sobre sus preocupaciones. No es momento de preocuparse por ofender a su doctor, más bien preocúpate por no ser un “¡buen paciente!” Si su medicación tiene efectos secundarios, pregúntele a qué hora lo puede llamar para poder consultarle sobre ellos.
-          Haga una tabla simple de los medicamentos y suplementos que tomas, dosis, razones para su uso, frecuencia y momento del día. Compártala con todos tus médicos y tenga siempre una en su billetera.
-          Use pastilleros semanales, son increíblemente útiles.
-          Con la ayuda de su médico, consolide la toma de pastillas en la menor cantidad de veces al día. De preferencia 1 vez al día.
-          Incorpore la toma de pastillas a su rutina diaria. Por ejemplo, en el desayuno o a la hora de su programa favorito. Revise con su médico su régimen de pastillas 1 vez al año por lo menos.
Recuerde que tu salud es un compromiso continuo suyo y de su médico. Continuamente se educan entre sí en la búsqueda una óptima salud.

Entradas populares

Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.