Nutrición y estética

Nutrición y estética
Nutricionista Lima

viernes, 26 de agosto de 2011

ANTIBIOTICOS: Mientras me curan me enferman







Antibióticos: mientras me curan me enferman

Hubo una época en donde los antibióticos eran la panacea. Sin embargo, nuevos estudios demuestran que su uso excesivo no sólo puede conducir a la aparición de superbacterias resistentes a los fármacos, sino que también puede aniquilar las bacterias benéficas para nuestro organismo.

Entonces, ¿qué es un antibiótico realmente?

La palabra antibiótico viene del griego donde “anti” significa “en contra de” y “bios” significa “vida” (las bacterias son una forma de vida). Los antibióticos también son conocidos como antibacterianos, y son fármacos utilizados para tratar infecciones causadas por bacterias. Las bacterias son organismos pequeños que a veces pueden causar enfermedades a los seres humanos y animales. Algunas enfermedades como tuberculosis, salmonelosis, sífilis y algunas formas de meningitis son causadas por bacterias. Algunas bacterias son dañinas, mientras que otras son buenas para nosotros.

Antes de que las bacterias puedan multiplicarse y causar síntomas, por lo general, nuestro sistema inmunológico las destruye. Para eso, tenemos glóbulos blancos especiales que atacan a las bacterias dañinas. Incluso si se presentan síntomas, nuestro sistema inmunológico normalmente pueden hacerles frente y luchar contra la infección. Hay ocasiones, sin embargo, que nuestro cuerpo necesita un poco de ayuda de los antibióticos.

Las bacterias buenas del intestino ayudan de muchas maneras, incluso ayudan a formar vitaminas, ácidos grasos esenciales y a fortalecer el sistema inmunológico. Muchos científicos creen que matarlas con antibióticos puede contribuir al aumento de enfermedades crónicas tales como la obesidad, el asma y el cáncer.

En un país desarrollado como los Estados Unidos, un niño promedio recibe de 10 a 20 ciclos de antibióticos hasta la edad 18 años. Sin embargo, los estudios han demostrado que los médicos suelen recetar antibióticos antes de saber si una infección es viral o bacteriana. Si el problema es un virus, los antibióticos no ayudan.

Como el uso de antibióticos ha aumentado, los estudios han demostrado que el tipo de bacterias con las que vivimos están cambiando. Algunas especies de bacterias benéficas que viven en nuestro cuerpo se están extinguiendo.

Una investigación dirigida por el Proyecto Humano Microbioma, cuyo objetivo es catalogar y comprender los microorganismos que viven en el cuerpo, ha sugerido que un ambiente bacteriano desequilibrado en nuestro sistema digestivo puede conducir a la inflamación y la inflamación puede causar cambios en las células que conducen al cáncer.

Antes de tomar un antibiótico evalúa bien los riesgos-beneficios de tomarlos. Siempre consulta con un profesional capacitado.


Entradas populares

Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.