Nutrición y estética

Nutrición y estética
Nutricionista Lima

miércoles, 3 de mayo de 2017

Microbiota intestinal, un aliado de nuestra salud. Nutricionista Lima

 Nutricionista Lima

Microbiota intestinal, un aliado de nuestra salud. Nutricionista Lima 


La microbiota intestinal son un conjunto de microorganismos como bacterias y virus que viven en nuestro organismo, usualmente se considera que las bacterias pueden provocarnos alguna enfermedad, sin embargo estas son bacterias benéficas, que desde ya hace muchos años se vienen estudiando y se ha demostrado que cumplen un rol importante y fundamental para nuestra salud.

Estas bacterias tienen diversas funciones importantes en la salud, por ejemplo la síntesis de vitaminas esenciales, la producción de Ácidos grasos de cadena corta (AGCC), control de la homeostasis (equilibrio), entre otros.

La microbiota intestinal ayuda a producir vitaminas hidrosolubles del grupo B y también la vitamina K. Además ayuda a digerir la fibra produciendo los ácidos grasos de cadena corta que sirven como fuente de energía para diferentes órganos, como los colonocitos (células del colon) para que puedan funcionar mejor, el hígado y otros órganos. También reducen el pH intestinal y tienen propiedades antimicrobianas contra grupos de bacterias dañinas como la Echerichia coli; además participan en la prevención del cáncer del colon y ayudan a reducir la inflamación intestinal.

En una sola persona se pueden encontrar alrededor de 160 especies diferentes de bacterias, además el número que tenemos de células microbianas es 10 veces más que la cantidad de células somáticas del cuerpo humano; estás células microbianas representan alrededor de 1,5 kg de peso en nuestro organismo. Los grupos más predominantes de bacterias que están en tu organismo son los firmicutes, Bacteroidetes y Actinobacterias.

El primer contacto que los humanos tenemos con la microbiota intestinal es a través del canal del parto; aunque algunos estudios muestran que ya se encuentran bacterias en la placenta, en un embarazo normal, y estos se trasmitirían a través del torrente circulatorio. Además, el tipo de parto va a influir en el tipo de microbiota que se tenga, en un parto natural, la microbiota intestinal se asemeja a la microbiota vaginal de la madre, en comparación con los niños nacidos por cesárea, el tipo de microbiota de éstos se asocia al ambiente del hospital y a la microbiota que se encuentra sobre la piel. Luego se empiezan a tener contacto con otras bacterias a través de los alimentos que se empiecen a ingerir, por ejemplo con el consumo de leche materna en comparación a una leche de fórmula, etc. 

Mientras vas creciendo, tu microbiota varía, ya que esta es muy dinámica, en ella influyen muchos factores externos como tu alimentación, esta va a diferenciar la calidad y variedad de bacterias que tengas, pero también en viceversa. Por ser muy dinámica se ha encontrado que las personas con obesidad tienen una composición diferente de bacterias, ya que estos tienen mayor cantidad de bacterias del grupo bacteroidetes y menos proporción de firmicutes.

Por eso es muy importante cuidar la relación que tenemos con nuestra microbiota, debemos cuidarla y tomar en cuenta que al comer no solo nos nutrimos nosotros sino también a nuestras bacterias, nosotros tenemos el control para tener una microbiota saludable, eligiendo una alimentación sana; debes considerarte un aliado para tu microbiota al igual que ellas lo son para ti.

En el siguiente vídeo nuestra nutricionista Lorena Romero nos menciona los alimentos que nos ayudan a recuperar nuestra microbiota intestinal



 Nutricionista Lima

Entradas populares

Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.