Nutrición y estética

Nutrición y estética
Nutricionista Lima

martes, 28 de abril de 2015

Dormir tarde aumenta de peso. Nutricionista Lima




Dormir tarde aumenta de peso



Un mensaje para los noctámbulos: hay evidencia que sugiere que acostarse tarde y esos piqueitos nocturnos pueden impedir que pierdas esos obstinados kilos extra. Un estudio reciente tocó un aspecto importante de la conexión entre la pérdida de peso y el sueño: cómo el tiempo de dormir y de comer puede afectar el peso. Los investigadores de la Universidad de Northwestern examinaron los efectos del ritmo de sueño en la dieta y el índice de masa corporal (IMC), y encontraron que acostarse tarde y comer tarde puede dar lugar a dietas menos saludables y al aumento de peso. Un grupo de 52 adultos 25 mujeres y 27 hombres pasó siete días manteniendo un registro de alimentos y de su sueño y vigilia, medido por un sensor de muñeca. 

Los investigadores dividieron a los participantes en dos categorías de durmientes:

* Durmientes normales quienes se duermen poco después de media noche y se despiertan alrededor de las 8am.

* Durmientes tardíos quienes se iban a dormir mucho después de la media noche y se despertaban a medio día o más.

Los investigadores siguieron los hábitos alimenticios de estos dos tipos de durmientes a través de la información proporcionada en los registros de comida de los participantes. Ambos grupos tenían resultados muy diferentes:

* Durmientes normales: tomaban el desayuno a las 9am, el almuerzo a la 1pm y la cena a las 7pm, en promedio. Ellos reportaron que terminaban de comer alrededor de las 8:30pm.

* Durmientes tardíos: reportaron que consumían su primera comida alrededor del medio día. Comían nuevamente a media tarde, y no cenaban hasta pasadas las 8pm. Ellos no terminaban de comer sino hasta las 10pm en promedio.

Los investigadores también encontraron que:

* Los que dormían tarde dormían menos horas - una hora menos por noche, en promedio.

* Consumían más calorías en la cena que los que duermen temprano. Además consumían significativamente más calorías después de las 8pm.

* Presentaron menor calidad de dieta que los que duermen temprano comen más comida rápida, más comida chatarra, más bebidas endulzadas y menos vegetales.

Se encontró que estos hábitos dormir menos, acostarse tarde y comer más calorías después de las 8pm están todos asociados a un índice de masa corporal (IMC) mayor. ¿Qué significa esto? No es solo lo que uno come, sino cuando lo come, lo que puede afectar la habilidad para perder peso.

Estudios previos realizados con ratones muestran resultados similares. Los ratones a los que se les había alterado el ciclo de sueño-vigilia a través de la exposición de luz durante sus horas de sueño normales, comieron más y ganaron más peso que aquellos ratones a los que no se les alteró el ciclo. Este nuevo estudio nos ha dado un fuerte inicio para comenzar a analizar esta relación entre el sueño y la ganancia de peso en humanos.

* Cuando nos privamos de sueño el cuerpo sufre un cambio de hormonas, generando más hormonas que aumentan el apetito, y menos de las hormonas que lo disminuyen.

* Dormir menos de 6 horas por noche (o más de 8 horas por noche) por un periodo de tiempo prolongado hace más probable la ganancia de peso, según un estudio.

* La falta de sueño reduce significativamente la capacidad del cuerpo de quemar calorías durante las caminatas.

Este no es tema de adultos solamente. Sabemos que los adolecentes necesitan más horas de sueño que los adultos, pero frecuentemente ellos duermen mucho menos de lo que necesitan para funcionar bien, y con la obesidad siendo un problema creciente de salud publica en niños como en adultos, esta nueva investigación provee otra razón por la cual los niños y adolecentes necesitan un horario estructurado de sueño. Démosle a nuestros niños un comienzo sano ayudándolos a desarrollar las habilidades que necesitan para comer y dormir bien.






Entradas populares

Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.