Nutrición y estética

Nutrición y estética
Nutricionista Lima

sábado, 4 de junio de 2011

¿Cómo reacciona tu cuerpo a la Liposucción?


























La sociedad occidental sigue preocupado por el peso del cuerpo, forma, y la grasa. La gratificación instantánea de la cirugía de liposucción se ha convertido en uno de los procedimientos más comunes en el mundo cosmético, a pesar que se ha comprobado con anterioridad que este no es un método para bajar de peso. Desde su creación en 1974, y la introducción de la técnica tumescente en 1990, la liposucción se ha convertido en una solución práctica para el contorno de depósitos de grasa pero no puede modificar el estilo de vida. Muchos creen que los resultados de la liposucción son permanentes. Sin embargo, hemos publicado los datos preliminares que muestran lo contrario, y los informes son concluyentes que apoyan la no permanencia de los resultados de la liposucción. Una serie de modelos animales han demostrado que se redistribuye la grasa dentro de varias semanas de lipectomía quirúrgica, algunos con efectos metabólicos adversos. Menciona un articulo publicado en la revista obesidad.

Se realizó un ensayo controlado aleatorio para determinar si la masa de tejido adiposo se restaura después de la extirpación quirúrgica de la grasa después de un año en las mujeres obesas, y si existe un nuevo patron de redistribución anatómico

Aunque la cirugía de liposucción resultó en un beneficio cosmético deseable a corto plazo y una disminución inicial en el porcentaje del total de grasa del cuerpo se observó a las 6 semanas, el peso total y el porcentaje de grasa del cuerpo no fueron diferentes un año más tarde en comparación con el control. La Grasa se reacumulo preferentemente en la región abdominal si había sido succionada o no, y más lentamente en la región de la cadera y el muslo.

Almacenados la grasa corporal es considerada como una fuente de energía en el escenario de estrés y privación de calorías. Cuando el tejido adiposo aumenta la masa o disminuye, las señales neurohormonales estimulan las respuestas individuales que promueven un regreso a su nivel original. En sí esta pérdida de peso inicial producida por liposucción crea un contexto para la recuperación del peso vinculada a un aumento en el apetito, la ingesta de alimentos, y sensibilidad a la insulina. Los mecanismos fisiológicos parecen haber restaurado el desequilibrio inducido quirúrgicamente entre tejido adiposo y masa libre de grasa.




Entradas populares

Seguidores

Se ha producido un error en este gadget.